Quintanilla abandona el Dakar y Barreda lucha por la gloria

El Rally Dakar 2017 se acerca  a su recta final rodeado de polémica y sorpresas. La climatología adversa, la polémica sanción a los pilotos de Honda durante la cuarta etapa y las  numerosas bajas inesperadas  hacen de esta edición del Dakar una de las más sorprendentes.

En la etapa de hoy que une Chilecito y San Juan los espectadores han contenido el aliento por un momento cuando Stephane Peterhansel ha arrollado con su coche a uno de los moteros que participaban en la competición. El incidente ha traído consigo la rotura de tibia y peroné del accidentado y una pérdida notable de tiempo para Peterhansel, que iba segundo en la clasificación general. El francés se ha bajado del coche para atender al herido, Simon Marcic, lo cual es valorado por la organización, que tras comprobar que un competidor ha auxiliado a otro pueden decidir devolver el tiempo perdido en esta acción.

A pesar de este incidente, Peterhansel ha conseguido terminar tercero, manteniendo el liderato Sebastien Loeb, que entró a la meta con Cyril Despres a menos de tres minutos de diferencia. Una vez más, el equipo Peugeot vuelve a dominar la categoría de coches del Dakar.

Y en motos, la polémica está servida. El equipo Honda ha presentado una reclamación frente a la organización para conseguir disminuir la penalización impuesta a sus pilotos por repostar durante la neutralización en la cuarta etapa, una acción que no está permitida. KTM ha sido el primer equipo en mostrar su indignación ante tal petición, considerando que dicha acción sitúa a los pilotos que repostaron – entre ellos Joan Barreda- en clara situación de ventaja frente a los demás competidores. Además, uno de los comisarios de la organización afirma que el equipo Honda presentó su reclamación fuera del plazo de dos días establecido por normativa, aprovechando el momento de confusión generado en la décima etapa tras el alud  y las inundaciones que obligaron a suspender la etapa. Este miembro de la organización afirma que aprovechando el momento, Honda puso una fecha falsa y él firmó el documento sin poner atención a ese detalle.

Pero no es la única sorpresa en el ámbito de las dos ruedas: Pablo Quintanilla, que se posicionaba segundo en la general inició la jornada indispuesto, perdiendo mucho tiempo en el inicio de la etapa y finalmente sufriendo una caída debido a su estado enfermizo que le provocó un traumatismo craneal leve y la pérdida de la consciencia. Quintanilla se ha visto obligado a decir adiós al Dakar cuando casi rozaba la victoria con la punta de los dedos.

La victoria en motos fue para Michael Metge, con Joan Barreda comiéndole el terreno a tan solo 55″ de diferencia.  El piloto español se sitúa ya a menos de una hora de Sunderland en la clasificatoria general, esperando a una resolución a la reclamación presentada por su sanción que pueda darle impulso para saltar a los primeros puestos y pelear por la gloria una vez eliminado Quintanilla. Mientras tanto, Sam Sunderland sigue siendo líder indiscutible en la general, seguido por Matthias Walkner a menos de media hora y con Barreda en quinta posición.

 

 



ENTRADAS RELACIONADAS