Joan Barreda conquista la categoría general de motos del Dakar

La tercera etapa del Rally Dakar 2017 ha tenido como protagonistas a las motos con un triunfo arrasador de Joan Barreda, que se impone como líder de etapa y también de la clasificación general. El motociclista de Honda comenzó la competición con una primera etapa complicada debido a una pequeña avería que dejó su moto parada en mitad de un río durante varios minutos y que lo situó séptimo en la clasificación de esta etapa inicial. Sin embargo, el español ha dado un golpe de efecto en la jornada de este miércoles, consiguiendo liderar la clasificación al sacarle más de 13 minutos a sus competidores en los  364 km cronometrados.

Barreda ha conseguido así eclipsar al anterior líder Toby Price, que se perdió abriendo pista y ahora ostenta una quinta plaza en el tablero.

Al llegar a la meta, el campeón ha declarado que su estrategia se basa en controlar hasta que se presente el momento idóneo para atacar, el cual ha tenido lugar hoy, en el tramo entre las ciudades argentinas de Tucumán y Jujuy.  Aunque se ha mostrado contento, asegura que todavía queda mucha competición por delante, y que la gran  victoria de hoy puede implicar una diferencia mínima sobre el total de la prueba.

Tras Joan Barreda ha entrado en la meta el británico Sam Sunderland (KTM) seguido por el portugués Paulo Gonçalves, también piloto de Honda.

Por otra parte, la categoría de coches ha tenido como ganador al francés Stéphane Peterhansel (Peugeot), con un segundo puesto para el español Carlos Sainz, a tan solo 1:54 del ganador, y un tercero para Sebastien Loeb, que sigue siendo líder en la clasificación general. De esta forma Peugeot consigue un triplete con tres de sus pilotos liderando la tercera etapa del Dakar 2017. Sainz ha sufrido un retraso en esta etapa por una alarma del coche que se disparaba con frecuencia y le hacía circular con una precaución mayor en una especial que los pilotos han definido como “muy rápida”.

También marcó esta etapa el percance del español Xavier Pons, que tras perder una de las ruedas traseras se salió de pista y no consiguió reanudar la carrera, viéndose obligado a abandonar puesto que sus mecánicos no tuvieron tiempo suficiente para arreglar su vehículo.

El recorrido de hoy, que incluye el cruce de ríos, es el primero que lleva a los pilotos a la altura, ya que parte de la etapa se corre a unos 3.000 metros sobre el nivel del mar e incluso alcanza un pico de 4.960, el punto más alto del rally. Además, la lluvia que cayó sobre el terreno al final de la segunda parte de la etapa cronometrada complicó el trayecto.

Sin duda, una etapa apasionante con numerosas sorpresas que deja a los espectadores con un ferviente interés por la cuarta etapa, que se desarrollará entre San Salvador de Jujuy y Tupiza, con un total de 521km y una especial de 416km. La de este jueves estará marcada por la altitud y por las dunas, que dificultan la labor de los pilotos y también de los copilotos, incluyendo numerosos cambios de dirección en la parte boliviana.

 

 

 



ENTRADAS RELACIONADAS