Ana Carrasco, la apuesta fuerte del motociclismo

Constancia, objetividad y optimismo. Son los tres ingredientes básicos que se necesitan para llegar a alcanzar la gloria, y todos ellos se encuentran en el ADN de Ana Carrasco, la joven piloto murciana que con tan solo 19 años ha competido en todo tipo de campeonatos de motociclismo, llegando hasta el Campeonato Mundial de Motociclismo en 2013 en el Gran Premio de Catar.

La pasión de Ana por las motos nace en un taller de Cehegín de la ana minimotosmano de su padre, mecánico del famoso piloto David de Gea, también natural de la localidad murciana. Su primer amor fue a la tierna edad de 3 años, una Polini que llegó a su vida como un regalo para su hermana mayor, pero que por caprichos del destino acabó en sus manos, dando el banderazo de salida a una estelar carrera en el mundo de las motos.

Desde las minimotos hasta los 250cc, Ana es un ejemplo de lucha constante y superación, dedicando su vida a la que es su mayor pasión y poniendo en ella todo su corazón, talento y ganas. Con siete años logró quedar en 25ª posición en un mundialito en el que competían cien pilotos, demostrando a su familia su capacidad y talento y consiguiendo su apoyo incondicional, pese al riesgo que representa este deporte.

Ana Carrasco es actualmente la mujer más joven en competir en una prueba
del Campeonato Mundial de Motociclismo y la primera de la historia en lograr puntuar. Esta joven promesa del motociclismo español e internacional ha conseguido grabar su nombre en un mundo reservado hasta hace poco a los hombres, con el firme propósito de conseguir un cambio de mentalidad y una igualdad real en un contexto marcado por los estereotipos de género que nos persiguen desde la más tierna infancia.

Suana-carrasco-moto2 esfuerzo constante  y su espíritu incansable la llevarán a lo más alto, consiguiendo el que es su mayor sueño: conquistar el pódium. Desde hoy, Gas Biker la acompañará en su andadura, apoyándola en cada carrera para conseguir la gloria y velando por su seguridad en cada una de sus salidas por carretera. Porque la seguridad es nuestro mayor objetivo y ahora también lo es cuidar de la integridad de una de esas personas que escribirá su nombre en la historia.

¡Nos vemos en Jerez, Ana!



ENTRADAS RELACIONADAS